ASPECTOS DE LA LUNA

La Luna nos da información sobre el talante del sujeto, su estado habitual y variaciones de humor, la relación con la madre y mujeres en general; la vida cotidiana y estilo de vida; indirectamente también da indicaciones sobre la vivienda y residencia del sujeto; también sobre su maduración psicológica, y el metabolismo y las enfermedades psico-somáticas.

LUNA IMPEDIDA (vacía de curso): Vivencias o experiencias que terminan prematuramente

LA LUNA EN ARMONÍA CON EL SOL: Humor estable, armonía interior. Buena salud. Entendimiento entre los padres. Estabilidad profesional. Maduración importante. Armoniosa utilización de las emociones personales. Buen poder de recuperación patológico. Armonía en las relaciones hogareñas. Unión armónica entre el consciente y el inconsciente.

LA LUNA EN TENSIÓN CON EL SOL: Humor inestable.  Trabajo eventual. Desacuerdo entre los padres. Altibajos en la maduración. Las emociones y la pasión excesiva disturban su vida emotiva. Frecuentes cambios perjudican sus logros sociales. Inestabilidad afectiva. Disensiones en sus relaciones hogareñas. Riesgo de salud debilitada en la infancia.

LA LUNA EN CONJUNCIÓN CON EL SOL: Fuerte egocentrismo. Fuertes reacciones emocionales. Los sentimientos y la voluntad unidos le hacen concentrar su fuerza y expresarse impulsivamente. Desgaste de la vitalidad por excesiva actividad. La pareja para Usted es muy importante. Riesgo de excesivo desgaste de energía física.

LA LUNA EN ARMONÍA CON MERCURIO: Facilidad de expresión de los sentimientos mediante palabras. Buena memoria. Cualidades oratorias y literarias. Experiencias múltiples. Madre instruida. La sensibilidad emocional cuenta con la razón para armonizarse. Buena capacidad intelectual para contactar con la gente. Necesidad de cambio mental y movimiento físico. Su preocupación por la higiene es su mejor fuente de salud. Tiende a intelectualizar el hogar. Buenas cualidades de expresión oral y escrita.  

LA LUNA EN TENSIÓN CON MERCURIO: Dificultad para expresar sentimientos mediante palabras. Malinterpretación. Maduración y experiencias contradictorias. Los sentimientos y la razón están en conflicto. Inquietud, indecisión e hipersensibilidad ante la crítica ajena. Sistema nervioso excitable. Frecuentes dislexias. La ansiedad derivada de los estudios o el trabajo desestabiliza el hogar.

LA LUNA EN CONJUNCIÓN CON MERCURIO: Unión entre capacidades inconscientes y razonamiento consciente. Rapidez de pensamiento y buena capacidad de comunicación. Sensibilidad hacia las cuestiones emocionales. Relaciones fraternas afectivas. Buena capacidad para trabajos frente al público.

LA LUNA EN ARMONÍA CON VENUS: Humor equilibrado. Serenidad, dulzura matrimonio feliz. Gusto por la estética y el arte. Estilo de vida elegante y vida cotidiana agradable. Alegría sana. Maduración fácil. Madre bien educada. Simpatía, afectuosidad y sincero cariño hacia el amor con otras personas. Felicidad y armonía hogareñas. Lo femenino ocupa un papel destacado y favorable en su inserción social. Interés por la decoración y la moda. 

LA LUNA EN TENSIÓN CON VENUS: Pereza, capricho, vicio, gula. Convivencia problemática. Niñez consentida. Maduración aparente, pero profunda inmadurez. Madre frívola. Problemas con el azúcar. Necesita ser arropado afectivamente para sentir seguridad emocional. Excesivo afán de búsqueda de cariño le conduce a no tenerlo. El azúcar es una fuente peligrosa de patología para Usted. La frustración y la falta de armonía en el hogar hacen al mismo inestable. 

LA LUNA EN CONJUNCIÓN CON VENUS: Sensibilidad y cualidades artísticas. Popularidad en su medio social. Sabe aprovechar las oportunidades para sacar beneficios económicos. La melancolía puede estar presente en su carácter como consecuencia de su acusada nostalgia y romanticismo.  

LA LUNA EN ARMONÍA CON MARTE: Valentía, expresión espontánea de los sentimientos. Vida cotidiana dinámica. Madurez temprana. Sentido de la oportunidad. Capacidad para arengar y encender al público. Madre enérgica. Metabolismo rápido. Energía física y emocional para acometer sus actuaciones. Buena capacidad para tareas que requieran riesgo. Fuerza y rapidez de reflejos. Ardor e imaginación para realizar de manera espontánea sus deseos. Necesidad de arriesgarse o ponerse a prueba.

LA LUNA EN TENSIÓN CON MARTE: Ira, cólera, enfado, obsesión, expresión violenta de los sentimientos. Se ofende fácilmente. Menstruación dolorosa, úlcera, problemas de estómago, fiebres. Arenga dramática. Maduración precipitada. Madre autoritaria o tiránica. Naturaleza impulsiva y violenta. Su capricho y brusquedad le crean peligros físicos y discordias afectivas. Problemas en la vista. Excesiva inquietud unida a la confianza temeraria puede provocarle accidentes. El estómago es su mayor fuente patológica. 

LA LUNA EN CONJUNCIÓN CON MARTE: Fuerte instintividad y aumento de la intensidad afectiva, que puede transformarse en bruscos estallidos emocionales. Deseos de cambio animados por inopinadas decisiones. Personalidad competitiva. Afán de lucha que no da nada por perdido. Rapidez de reflejos.

LA LUNA EN ARMONÍA CON JÚPITER: Alegría, buen humor, popularidad, lealtad. Buen anfitrión. Estima pública. Vida cotidiana expansiva. Familia afortunada. Madurez honorable. Madre sabia. Pocas enfermedades por somatización. Ayudas y apoyos que le brindan óptimas oportunidades en su vida. Optimismo y alegría personal, que es transmitida a los demás. Amplia cultura apoyada en estudios superiores. La justicia y la honradez están presentes en sus actuaciones.  

LA LUNA EN TENSIÓN CON JÚPITER: Insensatez, despilfarro, impuntualidad. Excesos en las costumbres, desorden en la vida cotidiana. Madurez fatua o despilfarradora. Madre irresponsable. Enfermedades por excesos. Su imaginación, debido a la excesiva grandeza optimista, puede falsear la realidad. Desacuerdos y disgustos legales con familiares. Riesgo de separaciones sentimentales hogareñas. Predisposición a problemas digestivos y hepáticos. 

LA LUNA EN CONJUNCIÓN CON JÚPITER: Expansión, generosidad y sentido protector. Relaciones familiares llenas de armonía. Importancia del extranjero en su infancia y adolescencia. Sus contactos sociales le atraen protecciones favorables.

LA LUNA EN ARMONÍA CON SATURNO: Sensatez, vida ordenada. Familia seria. Madurez formal y tradicional. Previsión y ahorro. Posesiones territoriales. Atavismo, introversión. Paciencia y sentido práctico. Buen sentido común. Poco demostrativo en sus afecciones, pero constancia en su cariño. Protecciones de personas mayores pueden favorecer su ascenso social. 

LA LUNA EN TENSIÓN CON SATURNO: Miedo. Madurez tardía, complejo de inferioridad. Timidez, tristeza, soledad, depresión. Costumbres anticuadas. Falta de espontaneidad. Madre inexpresiva, poco cariñosa, o bien falta o ausencia de la madre. Metabolismo débil, lento; frío, hipotermia; problemas con el calcio. Restricción de su personalidad. Frecuente tristeza y melancolía. Escasez de ayudas externas para superar los obstáculos. La soledad está presente en su vida. Excesiva timidez y parquedad afectiva. 

LA LUNA EN CONJUNCIÓN CON SATURNO: Buena capacidad de concentración y perseverancia. Tendencia a la seriedad y a la cautela. Laboriosidad y abnegación. Acusada exigencia de perfección. Timidez y recato.

LA LUNA EN ARMONÍA CON URANO: Vida independiente y original. Experiencias únicas. Familia poco común. Maduración repentina y sorprendente. Fácil adaptación a ambientes desconocidos. Poderosa intuición. Consigue sus metas por medios imprevistos. Imaginación llena de originalidad que aplica a sus cualidades creativas. Su magnetismo y originalidad intriga y atrae a los demás. Desenfado y oportunismo con sus amistades. 

LA LUNA EN TENSIÓN CON URANO: Histeria. Madre histérica. Problemas nerviosos. Cambios bruscos de vida. Costumbres estrafalarias. Dependencia excesiva de la moda. Maduración brusca. Tensiones nerviosas agudas. Excitación y excentricidad hogareña. Tirantez entre la fuerza de decisión y la sensibilidad, resuelta por medio de actuaciones impulsivas. Rupturas con amistades motivadas por asuntos sentimentales.  

LA LUNA EN CONJUNCIÓN CON URANO: Repentinos cambios emocionales. Tensión, intranquilidad e inquietud en su vida hogareña. Personalidad magnética que atrae lo inconvencional o poco usual. Buena capacidad inventiva para aplicar a las técnicas electrónicas. electrónica.

LA LUNA EN ARMONÍA CON NEPTUNO: Gran imaginación. Intuición. Romanticismo, vida refinada y retirada. Madre mística. Maduración trascendente. Armoniosa unión entre la sensibilidad, la imaginación y la creatividad. Capacidad intuitiva para adelantarse a las pruebas de la existencia antes de que éstas ocurran y poderlas paliar. Acusado sentido de la entrega y el servicio a los demás. 

LA LUNA EN TENSIÓN CON NEPTUNO: Influenciabilidad emocional, vulnerabilidad. Percepción involuntaria. Vida complicada. Misterios de familia. Adicciones. Delirios. Maduración poco realista; inmadurez para los aspectos materiales de la vida. Desilusiones emocionales causadas por excesivo idealismo. Las crisis emocionales pueden acabar en estados neuróticos. Confusión e incertidumbre íntima le hacen soñar pero no vivir la vida. 

LA LUNA EN CONJUNCIÓN CON NEPTUNO: Personalidad amable, simpática y llena de sensibilidad. Su emotividad está cargada de psiquismo receptivo. Imaginación muy viva y colorista. Capacidad para tomar oportunas decisiones basado en su intuición. Mediumnidad latente. Romanticismo sentimental acusado.

LA LUNA EN ARMONÍA CON PLUTÓN: Vida apasionada, poco frívola. Autenticidad, incluso fanatismo. Maduración profunda. Gran capacidad de regeneración. Madre poderosa y exigente. Su instintividad está bajo el control de su voluntad. Enorme coraje para vencer los obstáculos, bien sean físicos o psíquicos. Su capacidad regenerativa es vivida sin traumas. Creatividad que puede rozar la genialidad. 

LA LUNA EN TENSIÓN CON PLUTÓN: Atención absorbente y agobiante. Exigencias emocionales. Obsesión, reacciones trágicas. Madre absorbente e intransigente. Experiencias trágicas. Despotismo e imposición hacia los demás. Las dificultades y cambios bruscos obstaculizan la comprensión familiar. Su necesidad de regeneración es una excelente posibilidad para corregir sus tensiones. Riesgo de brusquedad y violencia cuando no son satisfechas sus exigencias emotivas.

LA LUNA EN CONJUNCIÓN CON PLUTÓN: Intensa instintividad. Emotivamente interesado, no hay obstáculo que le detenga. Interés por investigar sus remotas raices familiares. Vida familiar sometida a intensas emociones.

LA LUNA EN ARMONÍA CON EL NODO NORTE DE LA LUNA: Popularidad, favor del público y de las mujeres. Destino público. 

LA LUNA EN TENSIÓN CON EL NODO NORTE DE LA LUNA: Conflicto entre la aceptación social y sentirse a gusto. Soledad. Apego excesivo a la madre.

TRÁNSITOS DE LA LUNA

En general vuelven más emocionales los asuntos representados por los planetas o casas transitadas por la Luna. El individuo está más sensible o susceptible hacia estos asuntos. Son poco duraderos (unas 12 horas), pero refuerzan mucho la expresión emocional de otros tránsitos simultáneos. A menudo son importantes para el talante emocional y el comportamiento de los grupos, de ahí su gran importancia en la Astrología Horaria, Eleccional y para el Calendario Lunar.