CASA 5

Casa sucedente de fuego (PERSONAL); indica la manera de disfrutar, crear, recrearse y procrear, así como las relaciones con los hijos, alumnos, acólitos y seguidores. Por eso se refiere también a la manera de ejercer el liderazgo, de enseñar, hacer de padre o profesor. Los planetas presentes en la Casa 5 y su regente son el principal indicador (junto con la Luna) del número y sexo de los hijos, el tipo de parto (en tema femenino), así como de la relación con ellos.

El sexo de los hijos se puede observar según el sexo del signo que ocupan los planetas presentes en la Casa 5 y su regente (junto con la Luna). Aunque para esto son más claros unos signos que otros y puede influir el signo del planeta dispositor. Como norma general, los significadores en Aries, Leo y Sagitario suelen dar hijos varones; en Tauro, Cáncer y Capricornio suelen dar retoños femeninos; en los demás signos está menos claro: Géminis, Libra y Acuario son más proclives a los varones que a las hembras; y Virgo, Escorpio y Piscis son más proclives a las hembras que a los varones.

El número de hijos será mayor en los signos de agua y quizá Tauro; y se tendrán pocos hijos en Géminis, Leo, Virgo y quizá Capricornio. 

Portada de "El flautista de Hamelin", de Robert Browning

EL SOL EN CASA 5: Alegría de vivir, autoafirmación, orgullo y dotes de mando. Deseo de ser mejor de alguna manera. Talento natural para el liderazgo, el profesorado, para hablar o mostrarse en público con naturalidad. Romances importantes. Actividades creativas y recreativas inspiradas e importantes. Relación intensa con un hijo, del sexo indicado por el signo en el que se encuentre situado el Sol. Gran valoración y estima por los hijos, acólitos y seguidores, que tienen gran importancia para él en su vida y pueden llegar a ser personas importantes.
Cuando está mal aspectado puede suponer un deseo excesivo de llamar la atención, de ser el centro de todo. En casos extremos puede preferir que le miren mal a que le ignoren. También puede proyectar sobre sus hijos y seguidores una necesidad frustrada de fama o de gloria, o ser demasiado manipulador con ellos. Debe intentar evitar ponerse siempre por encima de los demás, aprender a compartir y fundirse en el grupo, cultivar la humildad y ser útil a los demás.

LA LUNA EN CASA 5: Búsqueda de la seguridad y la relajación a través de actividades creativas, aficiones, etc., a los que dedica mucho tiempo. Relación maternal y protectora con hijos, alumnos y acólitos, a los que dedica mucho tiempo y atención. Sensibilidad artística. Ocio, vacaciones y actividades recreativas abundantes. Tendencia a proyectar la relación con la madre en la relación con los hijos, que pueden ser numerosos, así como en las relaciones amorosas. Simpatía y confianza en el trato con el público. Es un fuerte indicio de hijos numerosos, excepto si está en signos poco fértiles (Géminis, Leo, Virgo), o mal aspectado por planetas "secos", sobre todo Saturno o, según algunos, Quirón.
Cuando está mal aspectada, indica lo mismo, pero de manera compulsiva y problemática. Es posible que las carencias o desequilibrios en la relación con la madre influyan demasiado en las relaciones amorosas, con los hijos y acólitos. Puede hacer un énfasis excesivo en los aspectos emocionales de las actividades recreativas o incluso incurrir en abusos de confianza poco conscientes.

MERCURIO EN CASA 5: Aficiones y actividades creativas intelectuales, o en las que debe escribir, dar conferencias o hacer declaraciones. Juegos intelectuales (lectura, ajedrez, crucigramas, etc.) o electrónicos. Facilidad para el flirt y el requiebro amoroso. Amores mentalmente estimulantes. Excelente maestro y educador, capaz de transmitir muchos conocimientos a sus hijos o a los alumnos, con los que mantiene una intensa comunicación intelectual. Es un fuerte indicio de dos hijos muy seguidos, incluso gemelos o mellizos si se encuentra en signo mutables o dobles (Géminis, Virgo, Sagitario, Piscis).
Cuando está mal aspectado puede suponer una necesidad excesiva de entretenimientos mentales, un desperdicio de tiempo en lecturas licenciosas, juegos improductivos. Posible falsa dualidad amorosa, para provocar al ser amado, o bien dificultad para decidirse entre dos personas. También puede suponer un énfasis en la parte intelectual del amor que actua en detrimento de la expresión de los sentimientos, que pueden resultar fríos o poco espontáneos.

VENUS EN CASA 5: Necesidad de expresión creativa o artística, que será elegante o llena de estilo personal. Esta es la casa de GOZO de Venus, por lo que el nativo tendrá una espacial capacidad para disfrutar de la vida y del amor. Se siente especialmente realizado con sus hijos, acólitos y seguidores, con los que mantendrá un trato dulce, cariñoso y respetuoso, con los que compartirá vacaciones, juegos y momentos de placer.
Cuando está mal aspectado, el nativo puede hacer un énfasis excesivo en el juego, en el placer y en el amor que puede complicarle la vida notablemente, sobre todo si es en detrimento de las obligaciones, la salud o el buen juicio con el dinero. Debe intentar comprender que no puede estar todo el tiempo disfrutando. En algunos casos podría provocar la rivalidad entre los hijos, en su anhelo de saber quién es más bello o tiene más talento.

MARTE EN CASA 5: Indica una fuerte necesidad de acción para disfrutar, para enseñar o ejercer el liderazgo. Afición a juegos competitivos o dinámicos. La expresión amorosa es franca, directa y espontánea. Indica también una relación de fuerte autoridad con los hijos y seguidores. Las experiencias amorosas son precoces. Es normal que la procreación se produzca a edad temprana y de manera espontánea o no premeditada; y tendrá 1 ó 2 hijos.
Mal aspectado indicará lo mismo, pero de manera problemática, por excesivo autoritarismo e improvisación, falta de previsión o por querer ser el primero a toda costa. Parto doloroso o por cesárea (1 hijo o ninguno), abortos, rivalidad con hijos y seguidores, etc. Debe intentar acostumbrarse a respetar las reglas en los juegos, en el amor y también cuando ostenta una posición de mando o responsabilidad.

JÚPITER EN CASA 5: Gran seguridad en sí mismo en los juegos y diversiones, en el liderazgo, en la relación con hijos, seguidores y acólitos. Dispuesto a colaborar con los compañeros de juego, de vacaciones, siempre que se le reserve una posición honorable o lleve la voz cantante. Sentido de realización personal a través del deporte, el juego, la vida amorosa, las actividades artísticas o creativas, hobbies, etc., aunque puede tener dificultades en cultivarlos con perseverancia, pues tendrá poca tendencia a sacrificarse. Facilidad para cortejar a las personas deseadas.
Cuando está mal aspectado, puede suponer en un excesivo afán de protagonismo que traiga problemas o decepciones, o suponer una falta de responsabilidad con los hijos y seguidores, así como en la vida amorosa, que pueden estropear muchos de los logros que están indudablemente al alcance de su mano. Debe intentar no proyectar sus anhelos frustrados en estas personas.

SATURNO EN CASA 5: Placeres serios y formales, preparados cuidadosamente, para evitar riesgos. Responsabilidad hacia los hijos y el ser amado. Pocos hijos y con trato algo frío o distante, pero gran responsabilidad en la disciplina y en los aspectos materiales de su educación.
Cuando está mal aspectado, puede indicar dificultades creativas, miedo a actuar en público e improvisar, por lo que, si tiene que dar una clase o hacer un discurso, lo preparará tanto que llegará a perder toda espontaneidad en la exposición del tema, o a la hora de hacer una declaración amorosa. Su miedo a improvisar puede estropear las vacaciones y momentos de placer, que pueden resultar demasiado formales, previsibles y encorsetados. Además, puede suponer miedo al embarazo y al parto, o dificultades para tener hijos o quedarse embarazada; también puede indicar una educación excesivamente rígida de los hijos, a los que enseñará más a ser responsables que a ser felices.

URANO EN CASA 5: Autoafirmación original, inspiración creadora instantánea. Actividades de ocio relacionadas con la mecánica o la tecnología (bicicletas, video-juegos, juegos con aparatos), juegos más bien individuales. Intereses poco convencionales. La relación con los hijos, alumnos y acólitos es más bien intelectual, tenida de amistad, al igual que en las relaciones amorosas. Si entiende que tener hijos supondrá una fuerte limitación para su libertad personal, preferirá no tenerlos, por lo que éste no es un indicio de descendencia abundante.
Cuando está mal aspectado, la relación con los hijos puede entrar en contradicción con la libertad personal, surgiendo episodios de rebeldía o actitudes demasiado radicales. También aumenta la tendencia a sufrir abortos en tema femenino.

NEPTUNO EN CASA 5: Inspiración y grandes dotes creativas. Amores novelescos. Idealización y trato refinado con el ser amado, los hijos y alumnos, por los que es capaz de renunciar a cualquier cosa.
Cuando está mal aspectado puede consentirle demasiadas cosas a sus hijos, pero difícilmente se responsabilizará de ellos. En el aspecto amoroso, la falta de realismo puede dar lugar a amores caóticos, confusos, platónicos o, por el contrario, viciados o insensatos. Debe tener mucho cuidado con los juegos de azar y las especulaciones financieras

PLUTÓN EN CASA 5: Es indicador de un ego considerable. Necesita sentirse orgulloso de sí mismo, por lo que intentará desarrollar las mejores iniciativas apasionadamente. Pero debe cultivar un saludable sentimiento del propio poder y dignidad personales, ya que una autovaloración excesiva puede devenir en engreimiento. Y si, por otros motivos, el individuo se infravalora, también encontrará dificultades o realizará gestos extremos para demostrar su poder.
La relación con sus hijos, alumnos, acólitos o seguidores será muy exigente. Líder o padre apasionado, corre el riesgo de ser intolerante, intentar controlar excesivamente o incluso llegar a luchas de poder con los hijos, pues donde está Plutón hay un cierto sentimiento justiciero. Suele ser indicador de un hijo, del sexo indicado por el signo en el que este planeta esté situado. En tema femenino puede indicar dificultades en el parto.
Las relaciones amorosas serán ardientes y con una cierta compulsividad sexual, ya que sus conquistas amorosas aumentan su sentimiento de potencia.