CASA 6

Casa cadente de tierra (MATERIAL);  se refiere al sentido del orden y la capacidad de trabajar, analizar, de ser eficaz y productivo, así como la actitud ante las obligaciones laborales y la manera de organizar el trabajo de los subordinados y personal contratado, y la manera de relacionarse con ellos. También da indicaciones sobre las enfermedades agudas, las relaciones con el médico de cabecera y la higiene.

La Casa 6 describe nuestra actitud ante el trabajo.

EL SOL EN CASA 6: El sujeto valora el orden, la productividad, la limpieza y el grado de implicación personal a la hora de cumplir con las obligaciones, por lo que el trabajo formará una parte muy importante de su vida y le dedicará una atención especial. Así mismo da una gran importancia a los subordinados y empleados, que considera lo más importante de cualquier sistema de producción. Él mismo, ocupe el cargo que ocupe, se considerará importante en el trabajo, y no por casualidad se le confiarán labores importantes y en las que no deben pasar desapercibidos los detalles, pues su sentido del análisis está muy desarrollado. La limpieza, el orden y la "higiene", ya sea en sentido literal o figurado son las piezas clave de su sentido del trabajo y del cumplimiento de las obligaciones.
Cuando está mal aspectado indicará lo mismo, pero de manera problemática, de tal manera que el sujeto puede sobrevalorar estos asuntos, y puede resultar un tanto maniático con los detalles en el trabajo, o caer en el fanatismo laboral; aunque también podría encontrar problemas con personas del trabajo que muestran esta actitud. Así mismo puede suponer una sobrevaloración, o una valoración inoportuna, de la salud o la higiene, no siendo raros comportamientos hipocondríacos o la manía de las dietas, los gimnasios y los tratamientos corporales, pues concede una importancia excesiva tanto a la salud como a la enfermedad.

LA LUNA EN CASA 6: Necesidad de sentirse comprometido anímicamente con la tarea a desarrollar en el trabajo, por lo que prefiere trabajar en contacto con el público, o donde pueda desempeñar un papel materno o protector, antes que una labor aislada. A menudo se encuentran implicados en la vida emocional de colaboradores, sirvientes o proveedores. Necesidad de atenerse a ciertas rutinas diarias, que le proporcionan bienestar y sensación de seguridad. Una mascota, un perro o un gato, puede resultar de gran ayuda para el equilibrio emocional del nativo.
Cuando está mal aspectado indicará lo mismo, pero complicará demasiado su vida privada con su vida laboral, en la que debe esforzarse por mantener su individualidad y evitar ser manipulado por ciertas personas. Debe aprender a desconectar de las obligaciones laborales y no traerse trabajo a casa. Tendencia a somatizar los dequilibrios anímicos en forma de resfriados, eczemas, dolor de estómago, etc., o bien problemas con la comida o el exceso de alcohol, café, etc., según el signo en el que la Luna se halle presente. Los problemas de salud, o una tendencia a desahogar las tensiones comiendo, pueden agudizarse en ciertos periodos, y serán un claro indicador de tensiones mal digeridas.

MERCURIO EN CASA 6: Necesidad de un trabajo mentalmente estimulante y que facilite la comunicación o sea un fácil canal de comunicación de las ideas. Suele tener alguna habilidad básica muy desarrollada, ya sea para dibujar, escribir, efectuar cálculos, ajustar piezas, etc., que puede ser de gran ayuda en su vida laboral o para encontrar empleo.
Cuando está mal aspectado, puede aumentar la tendencia a somatizar los desequilibrios nerviosos en forma de problemas de salud como cefaleas, insomnio, dolores de espalda, ciáticos, calambres, etc. Debe intentar evitar el estrés o la ansiedad, ya sea mediante el Yoga, las técnicas de relajación o meditación, etc. Así mismo, la necesidad de estar ocupado puede llevarle a un ritualismo laboral fanático, a obsesionarse por pequeños detalles que no llevan a ninguna parte. En ciertos casos puede sufrir habladurías, calumnias y murmuraciones en el medio laboral.

VENUS EN CASA 6: Disfruta de las actividades cotidianas, como pasar el aspirador o lavarse los dientes, algo que siempre hará con elegancia o con un toque estético. Se complace en cultivar sus habilidades; procura hacer sus tareas y que además resulten bellas, aunque no siempre sea eficaz o productivo, pues no le gusta apresurarse en ellas. Puede sufrir o somatizar un ambiente estresante, poco armónico o antiestético en el trabajo. Discreción y diplomacia en el trato con colegas y subordinados. Procura mantener una buena salud, aunque puede tener algún problema por exceso de complacencia.
Mal aspectado indicará lo mismo, pero de manera problemática. Debe intentar exigirse un mínimo de productividad, para lo cual debe empezar por levantarse temprano, alimentarse bien y descansar justo lo necesario. Debe intentar distinguir lo que es importante, urgente o necesario.

MARTE EN CASA 6: Esta es la casa de GOZO de Marte, por lo que el trabajo, tener las cosas en orden y mantener una higiene eficaz son asuntos que le resultan muy agradables. Revisar cada pieza del coche u ordenar los cajones o las facturas pueden ser actividades placenteras de su tiempo libre. Muestra una gran eficacia al desempeñar las tareas y obligaciones, pues será capaz de ir directo al meollo de la cuestión y hará una buena labor en muy poco tiempo; no le gusta dedicar a una tarea más tiempo del necesario. Prefiere el trabajo individual, soporta mal el recibir órdenes y será muy exigente con los colaboradores, aunque siempre estará dispuesto a defender a un colega que ha sido tratado injustamente.
Cuando está mal aspectado, puede hacer un énfasis excesivo en el trabajo, agotarse y agotar al personal subordinado, e incluso atraer sobre sí accidentes, sobre todo laborales, y dolores de cabeza. Puede descargar su cólera fregando furiosamente, dándole una patada al perro o gritando a sus subordinados. Debe evitar enojarse y poner un límite a su nivel de exigencia, pues podría llegar a comportarse como un déspota en el trabajo.

JÚPITER EN CASA 6: Orgullo por el trabajo propio, al que concede una gran importancia. Maneja los asuntos prácticos con gran desenvoltura y es capaz de organizarse para conseguir una productividad importante. Capacidad para las tareas que exigen una concepción amplia. Sentimiento expansivo por la labor realizada. Facilidad para obtener trabajo y para relacionarse con los subordinados y empleados. En cuanto a los asuntos de higiene, salud y cuidados corporales, puede pasar del descuido irresponsable a la exageración en los cuidados y terapias. A menudo goza de muy buena salud, pero puede caer enfermo justo cuando inicia unas vacaciones o un viaje de placer.
Cuando está mal aspectado significará lo mismo, pero de manera problemática, pues la labor que realice podría entrar en conflicto con otros asuntos de la vida.

SATURNO EN CASA 6: Gran capacidad para la organización y la administración, así como para prestar una minuciosa atención a los detalles, que atenderá con toda la ceremonia de que sea capaz. Necesita la rutina y los rituales cotidianos, aunque esto no le libra de verse atrapado en ellos. Las dietas y cuidados de salud le son muy convenientes, por su marcada tendencia a somatizar los desequilibrios anímicos, siempre que no se obsesione demasiado.
A veces muestra una necesisdad compulsiva de imponer un orden exahustivo en su entorno, lo cual es síntoma de miedos profundos y desconfianza en la vida. En los malos momentos, tareas sencillas como pagar un recibo o mantener la casa ordenada, puede convertirse en algo arduo y opresivo. Puede crearse problemas en el trabajo por las críticas hacia los colaboradores, o bien por subestimarse ante los superiores. Los detalles del cuidado de la salud pueden obsesionarle hasta llegar a un comportamiento hipocondríaco. Puede sufrir enfermedades agudas (no graves) que exigen paciencia en los cuidados, siendo la piel, los huesos y las articulaciones los puntos débiles.

URANO EN CASA 6: Necesita una gran libertad de acción en el trabajo, por lo que se adapta mal al trabajo subordinado y a las tareas rutinarias. Su función en el trabajo es a menudo poco convencional o realiza tareas mentalmente estimulantes. Le interesan las nuevas tecnologías o ciertos conocimientos especiales aplicados a su labor, para la que muestra una inventiva, precisión y habilidad sorprendentes. En ocasiones sigue dietas rarísimas o muy exóticas. A menudo tiene una mascota poco habitual, como ratas, tortugas o serpientes.
Cuando está mal aspectado, podría sentirse prisionero del trabajo, literalmente se pondrá enfermo, o fingirá una enfermedad, o abandonará el empleo, pues se adapta muy mal a recibir órdenes y difícilmente dará su brazo a torcer. A veces muestra una excesiva tendencia a llevar la contraria a subordinados y colaboradores. Debería adquirir la formación necesaria para tener las suficientes opciones para elegir un trabajo que le permita sentirse libre y creativo en una labor mentalmente estimulante. El exceso de estrés o tensión nerviosa puede provocarle alergias, dolores articulares, reumatoides y nerviosos, dolores de cabeza y espalda.

NEPTUNO EN CASA 6: El concepto de orden y eficacia puede ser un tanto difuso o ambiguo, pues le cuesta analizar los factores de la producción de manera sistemática. Sin embargo, su intuición en el trabajo le permite desarrollar labores llenas de matices. Puede ser una calamidad si la labor a desarrollar es rígida o monótona, ya que se comportará de manera perezosa, desordenada e indisciplinada, intentando evitar las tareas aburridas. Sin embargo será muy refinado e incluso genial si la labor es creativa o altruista. La relación con los subordinados será protectora o redentora, pero les consentirá demasiadas cosas y puede ser engañado por alguno de ellos.
En otro orden de cosas, las enfermedades agudas serán de origen emocional y difíciles de diagnosticar. Son muy sensibles a las drogas y a los medicamentos, incluso ingeridos en mínimas cantidades. Las medicinas blandas o alternativas, como la homeopatía, le serán muy convenientes.

PLUTÓN EN CASA 6: Capacidad para trabajar con total dedicación, con voluntad y sin distracciones. Alta eficacia productiva. Transformación y mejora de los medios de producción. Trabajo irreprochable. Rutinas profundamente estudiadas.
Cuando está mal aspectado, las ideas negativas enferman literalmente al nativo. Conflictos de poder con colaboradores y personal contratado, provocados a menudo por exceso de celo laboral; exigente e intolerante en el trabajo. Resentimiento ante la autoridad o los superiores. Obsesión por ciertas rutinas.