EL SOL EN ARIES: Impulso y exuberancia. Predominio de la razón sobre los sentimientos. El valor, la energía y la audacia se unen, para hacerle emprendedor. Su intensidad vital le hace ejecutar acciones con rapidez. Sus actuaciones están marcadas por la fogosidad. Despotismo cuando se siente herido su orgullo. Confianza en sí mismo que necesita del realismo para no acometer empresas que, por su propia grandeza, le pueden desbordar.
Aquí el Sol se halla en su signo de EXALTACIÓN, por lo que tiene una gran capacidad para triunfar o conseguir lo que se propone, pero debe evitar la soberbia y la impaciencia, que le puede llevar a alcanzar sus logros por métodos poco ortodoxos.
Como se encuentra bajo el dominio de Marte, debemos observar el aspecto zodiacal Sol-Marte.

EL SOL EN TAURO: Reserva, prudencia y paciencia para conseguir sus fines o metas. Realismo y pragmatismo para encarar su destino personal. Trabaja lenta pero incansablemente para consolidar su economía. Actúa raramente de forma espontánea o precipitada, prefiriendo asegurar, e incluso reasegurar, sus pasos sobre terreno sólido para descartar posibles errores. Le encanta el ahorro. Necesidad de ser impelido, en un principio, para comenzar a desarrollar sus metas. Despertar su cólera puede atraer consecuencias intensas y brutales.
Como se encuentra bajo el dominio de Venus, debemos observar el aspecto zodiacal Sol-Venus.

EL SOL EN GÉMINIS: La adaptación y el intercambio con el medio cotidiano es su oportunidad vital. Rapidez de reacciones basadas en su tensión nerviosa. Curiosidad que se manifiesta como una sed insaciable de conocimientos. Uso y abuso de los medios de comunicación sociales. Extrae datos de cualquier fuente que se le presenta. Con ellos demuestra su actualización constante, aparte de ayudarle a que su ingeniosidad siga siempre fresca. Profundizar en las cosas que conoce es su desafío intelectual.
Como se encuentra bajo el dominio de Mercurio, debemos observar el aspecto zodiacal Sol-Mercurio.

EL SOL EN CÁNCER: Sensibilidad unida a timidez. Impresionabilidad frente a las sensaciones del exterior. Gusto por la comodidad hogareña. La familia, tanto en la nacida, como en la que pueda formar, es la clave de su expresión personal. Imaginación y fantasía desarrolladas. Apego y posesividad con respecto al entorno cotidiano. Reserva en mostrar sus sentimientos debido a la fragilidad de los mismos. Susceptibilidad a flor de piel cuando los sentimientos íntimos son tocados. Tenacidad para desgastar sus obstáculos sin enfrentarse directamente a ellos. Amor al pasado.
Como se encuentra bajo el dominio de la Luna, debemos observar el aspecto zodiacal Sol-Luna.

EL SOL EN LEO: Voluntad sostenida y empeño por imponerse. Desbordante ardor que desea hacer extensible a todo lo que le rodea. Deseos de prestigio y respeto social. Atacado en su orgullo puede mostrarse tiránico. Le desagrada sobremanera los enfrentamientos esquivos de otras personas. Nobleza y magnanimidad. Su progenie ocupa un lugar importante en la consecución de sus logros existenciales. La teatralidad y la grandiosidad están presentes en sus actuaciones. Sabe muy bien llamar la atención sobre sí para conseguir que le presten atención.
Aquí el Sol se halla en su signo de DOMICILIO, por lo que tiene una gran capacidad para triunfar o conseguir lo que se propone.

EL SOL EN VIRGO: Modestia y discreción en su quehacer diario. El servicio y la entrega a los demás le dan la oportunidad de manifestar sus auténticas cualidades. Buenas facultades analíticas para la investigación. Precisión, orden y método en su conducta laboral y social. La utilidad y la eficacia están presentes en la consecución de sus tareas. Sentido crítico desarrollado; por éste, percibe con toda claridad los defectos y virtudes de los demás. El sentido común es su permanente divisa.
Como se encuentra bajo el dominio de Mercurio, debemos observar el aspecto zodiacal Sol-Mercurio.

EL SOL EN LIBRA: Falta de agresividad. Naturaleza llena de armonía y gusto por el trato social. No sabe vivir en conflicto, y pone mucho interés en solucionar las disputas que surgen en su entorno. Es defensor a ultranza de la paz y el buen entendimiento. Le cuesta decidirse por una postura, ya que siempre observa las dos caras de una misma cuestión, viendo su lado positivo. Persecución constante de la legalidad en sus actuaciones con todas sus consecuencias. Debilidad frente al halago. Sensibilidad estética. Necesidad de apoyo ajeno para sentir plena satisfacción personal.
Aquí el Sol se halla en su signo de CAÍDA, por lo que tiene una poca capacidad para triunfar o conseguir lo que se propone si no cuenta con los aliados necesarios. Debe intentar hacerse valer por sí mismo y ser menos influenciable, aunque actúe en asociación.
Como se encuentra bajo el dominio de Venus, debemos observar el aspecto zodiacal Sol-Venus.

SOL EN ESCORPIO: Las emoción y las pasión es su fuerza. Sus poderosos deseos le dan intensidad y obstinación para conseguir los objetivos propuestos. Afectos y aversiones directos y espontáneos. La acumulación de resentimientos desata sus peores instintos destructivos. Tenacidad para conseguir el dominio sobre los demás, pero efectuado de tal forma que ellos no lo perciban. La lucha y los obstáculos no le arredran en absoluto. Instinto sexual acusado. Capacidad de resistencia excepcional cuando es puesto a prueba emocionalmente.
Como se encuentra bajo el dominio de Marte, debemos observar el aspecto zodiacal Sol-Marte.

EL SOL EN SAGITARIO: Necesidad de exteriorización mental. Tendencias idealistas pronunciadas. Fuerte sentido de la aventura, tanto a nivel físico, como mental. Respeto a la jerarquía social y al orden establecido, apoyado por ideologías sobre el sentido del deber. La sinceridad, la franqueza y la lealtad son apreciadas y mantenidas por Usted como código de conducta. Gusto por lo lejano y exótico. Atracción por la vida al aire libre. Fascinación por el deporte.
Como se encuentra bajo el dominio de Júpiter, debemos observar el aspecto zodiacal Sol-Júpiter.

EL SOL EN CAPRICORNIO: Paciencia y tenacidad. Excelente capacidad de estructuración y de orden. Sabe buscar y encontrar el punto débil de las cosas, y con tenacidad, esperar el momento más oportuno para acometerlas. La lógica y la razón acompañan en todo momento sus actuaciones. No desdeña ninguna circunstancia cuando desea asegurar sus objetivos. Su tendencia a la seguridad remarcada por la prudencia, le hace evitar los caminos arriesgados, hasta no estar seguro de sus posibilidades. Guiado por su ambición, se impone toda clase de sacrificios para alcanzar el ascenso social.
Como se encuentra bajo el dominio de Saturno, debemos observar el aspecto zodiacal Sol-Saturno.

EL SOL EN ACUARIO: Atracción por todo lo nuevo y original. Espíritu abierto a todo lo que signifique progreso. Deseos de fraternidad para poder evolucionar con su amistades en proyectos conjuntos. El concepto de camaradería juega un papel destacado en su vida. Se proyecta con facilidad en el futuro para comprobar la posibilidad o imposibilidad de la realización de sus esperanzas. Pasión por el intercambio de ideas técnicas que faciliten conocer las cosas lo mejor posible. Las máquinas y la electricidad están presentes en sus proyectos.
Aquí el Sol se halla en su signo de EXILIO, por lo que tiene poca capacidad para triunfar o conseguir lo que se propone, si no cuenta con los aliados necesarios.
Como se encuentra bajo el dominio de Saturno, debemos observar el aspecto zodiacal Sol-Saturno.

EL SOL EN PISCIS: Gran sensibilidad y ternura. Impulsos de sacrificio por los demás que deben ser atendidos para superar las propias pruebas personales. Riesgo de que su inercia frente al fatalismo termine por provocarlo. Motivado afectivamente es capaz de realizar tareas que de otro modo no realizaría. Filantropía y comprensión intrínseca de las necesidades ajenas. Dejarse conducir por su impresionabilidad le provoca graves desequilibrios. Exageración hipocondríaca de los obstáculos que encuentra en su camino vital.
Como se encuentra bajo el dominio de Júpiter, debemos observar el aspecto zodiacal Sol-Júpiter.